Sudar para adelgazar… ¿Seguro?

Una de las creencias más extendidas entre la población es pensar que cuanto más se suda más  Calorías se pierden. Por este motivo podemos encontrar a personas corriendo o andando con ropa impermeable, fajas y otros elementos aislantes, incluso quien restringe la ingesta de agua u otros líquidos durante la práctica deportiva. También hay quien opta por salir a correr a las horas de más sol envueltos en plásticos o se introducen en saunas para aumentar su sudoración esperando aumentar el efecto adelgazante.

Estas medidas además de ineficaces, ya que ninguna permite aumentar el gasto energético de forma significativa, son muy peligrosas para la salud. SUDAR NO QUEMA GRASAS, por lo que sudar no puede ser el objetivo al realizar actividad física, sudar es un medio que tiene nuestro cuerpo para regular la temperatura corporal.

Cuando realizamos ejercicio físico la temperatura corporal aumenta y para compensar este aumento de temperatura el cuerpo tiene que refrigerarse. Poseemos  4 mecanismos para disipar ese calor siendo la evaporación del sudor uno de los presentes durante el ejercicio (Los otros 3 son: Radiación, convención y conducción). Esto explica porqué hay personas que sudan más que otras y eso no quiere decir que quemen más calorías ni menos,  sino que su cuerpo  utiliza más un mecanismo que otro. Si el calor procedente de la producción de energía del ejercicio físico no fuera disipado habría un aumento de 1ªC cada 5 minutos y moriríamos a los 20 minutos.

El uso de estas ineficaces estrategias para perder grasa lleva consigo serios riesgos para la salud, desde estrías en la piel hasta la muerte por golpe de calor.

EFECTOS Y RIESGOS  POR GRADOS DE DESHIDRATACIÓN
PERDIDA DE AGUA(% DEL PESO CORPORAL) EFECTOS
1% Ineficaz termorregulación
2% Sed, malestar difuso, opresión
3% Boca seca, pérdida agua en sangre, disminución de orina
4% Perdida de la capacidad de realizar ejercicio en un 20-30%
5% Dolor de cabeza, dificultad para concentrarse, impaciencia, apatía.
6% Disminución grave de regulación de temperatura
7% Riesgo de coma e incluso la muerte

 

Un aumento de la temperatura corporal  muy elevado puede hacer perder la conciencia e incluso la muerte. Por lo que cobra vital importancia mantenerse bien hidratado, utilizar prendas deportivas transpirables, evitar entrenar en horas de mayor exposición del sol en verano y finalmente recuperar el agua perdida durante el entrenamiento.

En conclusión, la perdida de agua (sudor), no es sinónimo de perder grasa. Es una contradicción absoluta intentar adelgazar a través del sudor, porque además de no adelgazar puede producir deshidratación severa con las complicaciones anteriormente citadas.

Daniel Gómez. Responsable Área de entrenamiento Obeclinic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONSENTIMIENTO COOKIES

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies pinchando aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies