Obesidad y actividad física

La obesidad es un problema de salud pública que cada vez tiene más relevancia en los países desarrollados. Según una encuesta de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) de 2014, en España la tasa de adultos obsesos supera la media de los países miembros de la OCDE, ya que uno de cada 6 adultos es obeso, y más de 1 de cada 2 tiene sobrepeso. Como sabemos la obesidad suele derivar en enfermedades como la diabetes, deficiencias cardíacas, hipertensión, etc. Es por eso por lo que los autores del estudio creen que el fenómeno de la obesidad pueda amenazar el segundo puesto de España en la clasificación de países más longevos, sólo por detrás de Japón. Los españoles vivimos una media de 83,2 años. El mensaje es claro: si no ponemos remedio al creciente ritmo de la obesidad, la esperanza de vida se acortará, y no solo eso, sino que el estado de la salud empeorará.

La genética puede predisponer a ciertas personas a ganar peso con mayor facilidad, pero esto no ocurrirá si la cantidad de calorías ingeridas no superan el gasto energético total. Por tanto, estamos ante una balanza que está en nuestra mano controlar. Realizar ejercicio de manera habitual y llevar una dieta sana es la manera de combatir la obesidad y el sobrepeso. A continuación enumeramos algunos beneficios de realizar ejercicio con regularidad:

  • ¿Estás preocupad@ con las enfermedades del corazón? Realizar ejercicio de manera regular ha demostrado ser una forma de reducir el riesgo de padecer estas enfermedades. Disminuye la tensión, aumenta el colesterol HDL (o colesterol “bueno”) y disminuye el LDL (colesterol “malo”).
  • No solo previene enfermedades cardíacas, sino que disminuye factores de riesgo para padecer diabetes tipo 2, osteoporosis (es muy importante construir unos huesos fuertes) e incluso algunos tipos de cáncer.
  • El ejercicio mejora el humor y elimina estrés. ¡Nada mejor que un buen entrenamiento para liberar tensión, relajarte y recargar la pilas de energía positiva!
  • Mejor calidad del sueño, lo que puede mejorar la concentración y productividad a lo largo del día. El ejercicio físico puede ser clave para descansar mejor.
  • ¡Relaciónate! El ejercicio puede y debe ser divertido, y más si de paso sirve para charlar e interactuar con otras personas. Sal con la familia a caminar, coge la bici, una clase de baile… Cualquier motivo es bueno para hacer deporte.
  • Estos son solo algunos de los beneficios de practicar ejercicio físico. Anímate, no busques más excusas, solo de ti depende mejorar tu salud y tu calidad de vida. Así que adelante, MUÉVETE.

Área de Entrenamiento Obeclinic.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONSENTIMIENTO COOKIES

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies pinchando aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies