¿Qué es la hiperfagia ansiosa?

La hiperfagia ansiosa es una alteración de la forma de comer que se encuadra en los trastornos del comportamiento alimentario y cuya gravedad puede ser muy variable. La padecen aquellas personas a las que les cuesta comprender la fina línea que separa el apetito y la ansiedad. Normalmente, esto sucede en situaciones de estrés, de apatía e incluso de aburrimiento pero, sobre todo, de incertidumbre.

No debemos confundir la hiperfagia ansiosa con la bulimia nerviosa, pues hay una principal diferencia entre ambos trastornos: la consciencia a la hora de realizar el acto de comer. Del mismo modo, la preocupación por el peso o la imagen corporal no son características esenciales de la hiperfagia ansiosa.

En la hiperfagia ansiosa el problema central es la ansiedad, la cual no van a paliar todos los alimentos: sólo lo harán aquellos hipercalóricos, ricos en hidratos de carbono o ricos en grasas. Y, sobre todo, muy sabrosos. Una práctica que puede provocar problemas de peso graves en las personas que padecen este trastorno. Por ello, es importante que, llegados a este punto, se recurra a un nutricionista, a un psicólogo o a un médico para que aporte una serie de estrategias conductuales necesarias para zanjar este problema.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONSENTIMIENTO COOKIES

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies pinchando aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies