6 falsos mitos de la alimentación

Dentro de unos hábitos de vida saludables, uno de los pilares fundamentales es la alimentación. Es importante entender el porqué de elegir determinado alimento y no otro y saber si la información que leemos y oímos a diario es correcta. Vamos a explicaros algunos mitos muy debatidos.

1. ¿Tenemos que eliminar las grasas de nuestra dieta? No. Las grasas saludables a partir de alimentos como aceite de oliva, aguacate, frutos secos o pescado, son esenciales en nuestra dieta. Por lo tanto, no se trata de eliminar las grasas si no de elegir el tipo adecuado y controlar las cantidades, eliminado las grasas a partir de alimentos procesados (patatas fritas, embutidos, bollería, etc). De hecho, varios estudios demuestran que una dieta baja en grasas no es efectiva en la pérdida de peso, en comparación con dietas bajas en azúcares.

2. ¿Para adelgazar es necesario eliminar el consumo de hidratos de carbono y aumentar el consumo de proteínas? Ambos macronutrientes son necesarios en sus correctas proporciones en la dieta y esto dependerá de la persona y de la actividad física que realice. Sin embargo, es necesario saber elegir el tipo de hidratos de carbono adecuado, a partir de fuentes como la fruta, las verduras, legumbres, tubérculos y cereales integrales, y eliminando los refinados (panes, pastas, harinas refinadas, bollería, galletas…).

3. ¿El agua engorda durante las comidas? El agua no tiene calorías, sea cual sea el momento del día en el que se tome no hace ni adelgazar ni engordar. Ni tampoco aumenta el valor calórico de ningún alimento. Beber antes de las comidas puede ayudar a engañar el estómago y comer menos, pero es una sensación temporal. El agua estimula el funcionamiento de los riñones y ayuda a evitar problemas de estreñimiento.

4. ¿El plátano, la uva o el melón son frutas prohibidas porque engordan mucho? Es cierto que tienen más cantidad de azúcar por 100g de alimento, pero mientras que de otras frutas como manzana o pera nos tomamos sobre 150-200g, de estas frutas la ración es menor por lo que la cantidad de azúcar al final es similar. Lo importante es aclarar que debe variarse el tipo de fruta a lo largo del día y de la semana para obtener la fibra, vitaminas y minerales necesarios.

5. ¿Mezclar hidratos de carbono y proteínas “engorda”? A las dietas que defienden no mezclar los macronutrientes, como las proteínas (pescado, carne, huevo, marisco…) y los hidratos de carbono (arroz, patata, pan, pasta…), se les llama dietas disociadas y carecen de fundamento científico, ya que los alimentos están compuestos por más que un macronutriente (por ejemplo, el arroz además de por hidratos de carbono está compuesto también por proteínas y una mínima cantidad de grasas) y no se separa su digestión.

6. ¿Saltarse una comida adelgaza? Realizar varias tomas al día nos va a permitir controlar el apetito, evitando llegar a las comidas principales con mucha hambre e ingerir un mayor volumen de comida. Si nos saltamos una comida o estamos muchas horas sin comer es probable que esto nos ocurra, e incluso lleguemos a hacer una mala elección de los alimentos (con más calorías y menos nutrientes).

¡Cuida tu alimentación, te sentirás mejor y más feliz!

ÁREA DE NUTRICIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONSENTIMIENTO COOKIES

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies pinchando aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies