Tu sofá puede matarte

Puedes pensar que este titular es una exageración, que solo pretendemos captar tu atención o incluso puedes acusarnos de sensacionalistas, pero por desgracia se trata de una realidad, una terrible realidad. ¿Cómo reaccionas ante las cifras de muerte por tráfico? Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) mueren 1,3 millones de personas cada año por accidentes de tráfico, ¿Sabes cuántas personas pierden la vida por falta de actividad física? 5, 3 millones, estamos hablando de 4 veces más.  Seguramente te preguntarás cómo es eso posible. Es por la relación que existe entre el sedentarismo y las enfermedades no transmisibles; estamos hablando entre otras de la Diabetes, Enfermedades Cardiovasculares, Enfermedad Pulmonar Crónica y Cáncer.

El siguiente fragmento corresponde al libro Comer y Correr, de Julio Basulto, en el cual está basado este artículo:

“(…) la inactividad es responsable de una de cada diez muertes prematuras, es decir, de unos 5, 3 millones de muertes anuales. ¿Sabes cuántas personas murieron en el año 2012 en accidente de avión? 358, sin ningún mil, ni millones detrás”

Son cifras escalofriantes, que deberían de alertar a la población y empezar a cuestionarse cuántas horas se pasa sentado. El cuerpo humano está desarrollado para moverse, caminar, correr, lanzar, empujar, traccionar… Acciones y movimientos que mantienen saludables nuestros órganos, músculos, articulaciones, tejidos conectivos… y si no nos movemos enfermamos. Problemas como la obesidad, la diabetes, la hipertensión, las varices y un largo etc. son la consecuencia de la falta de actividad física. Solemos culpar al azar y a la genética de muchas de nuestras dolencias cuando la responsabilidad es realmente nuestra; nuestra y del entorno que nos rodea. Nuestros hábitos condicionan más de lo que creemos nuestra salud. Según la Revista Cientifica Nature, en enero de 2016 publica: “Los factores intrínsecos contribuyen en menos del 10-30% del riesgo de desarrollar cáncer a lo largo de la vida”.

Una dieta saludable, la actividad física y evitar el tabaco puede prevenir: El 90% de los casos de Diabetes tipo II, el 80% de las Enfermedades de corazón, el 70% de los Derrames cerebrales, el 70% de los Cáncer (Julio Balsulto, 2016).

¿Todavía piensas que la salud depende de la genética? La obesidad es causante del 80% de casos de diabetes, del 55% de casos hipertensión y del 35% de enfermedades coronarias. Y lo más preocupante es que la obesidad depende solo entre 1-5% de la genética, el resto es debido a nuestro estilo de vida: sedentarismo, alto consumo de alimentos malsanos, alcohol… Según la Dra. Amelia Carro (Especialista en Cardiología y Deporte) “El riesgo de sufrir un infarto no está en los genes, sino en las neveras”.

La lectura posita es que estamos a tiempo de mejorar nuestra salud, cambiar a hábitos saludables puede ser la mejor medicina para prevenir no solo una muerte prematura, sino para mejorar la calidad de vida de los años que vivamos.

Para concluir os animo a que busquéis una actividad física placentera, andar, correr, bicicleta, bailar, nadar… Una actividad que esté acorde con el estado actual de salud y de condición física. Ahora ponte en pie y muévete.

Daniel Gómez, Responsable de Área de entrenamiento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies