10 recursos para un adelgazamiento exitoso

¿Cuántos días puede una persona comer pechuga de pollo a la plancha con lechuga sin desfallecer? ¿cuántas personas hay con una fuerza de voluntad a prueba de bomba?, pero… ¿se puede vivir toda una vida haciendo ese esfuerzo? ¿Cuántas personas tiran la toalla perdiendo la batalla a los kilos precisamente porque no quieren estar el resto de sus vidas sacrificados?, al final llegan a una conclusión errónea, “…pero si yo con estos kilos de más soy feliz…” y no es verdad, pero la alternativa que visualizan es pasarse toda la vida haciendo grandes sacrificios. Tengo una fiesta con amigos dentro de dos semanas y en vez de esperarlo como algo positivo y emocionante, supone una angustia porque ya desde hoy se que lo voy a pasar mal, tendré una lucha interna entre lo que debo hacer y lo que me apetece hacer.

¿Qué pasa el día en que esa fuerza de voluntad grandiosa afloja?…El trabajo de los profesionales de la nutrición no es solo dar unas pautas de alimentación, un menú a seguir, y una lista de alimentos prohibidos, nuestro trabajo debe centrarse en reeducar y dar recursos y herramientas para enseñar a vivir sin que la comida suponga una barrera, que alimentarse, poco a poco deje de ser un problema para convertirse en un placer.

Que los pacientes tengan recursos para afrontar los retos que se le presenten el día a día es fundamental, aquí dejaremos algunos ejemplos:

Si tienes una fiesta en la que habéis quedado en llevar cada uno un plato, aporta tu el plato de verduras, la experiencia nos dice que, tristemente, es el alimento que mas suele escasear en una reunión de este tipo, de esta manera como mínimo tendrás una opción saludable, seguro que habrá algunas más…

Si tienes una cena, de trabajo o de placer en la que sabes que vas a tener muchas tentaciones, haz una merienda tardía que te permita no llegar con hambre acumulada, las elecciones que hacemos con hambre normalmente no son las más saludables. Si por el contrario no acudimos con hambre seremos seguro, o con mayor probabilidad capaces de elegir una mejor opción. Igualmente si es un almuerzo, haremos un desayuno tardío y contundente, eso sí, siempre eligiendo buenos alimentos.

No ir a hacer la compra con hambre, por el mismo motivo anterior, llenaremos el carro con productos no recomendables, tendremos mucha más tentaciones de hacerlo que si vamos a hacer la compra sin hambre.
Es importante huir de la improvisación, elaborar un menú semanal, aunque este sea flexible, nos evitara caer en tentaciones por falta de previsión, este menú debe igualmente incorporar una lista de la compra para que no nos falte ningún ingrediente de los elegidos Una buena organización nos permitirá igualmente hacer elecciones correctas.

El llevar en el bolso o tener a mano unos frutos secos (naturales o tostados y a ser posible sin sal), es un recurso genial para ese momento en el que hemos olvidado coger una fruta, o se retrasa la comida y el hambre aprieta… mantendrá el hambre a raya y otra vez aun a riesgo de ser pesados, insistimos, con hambre las elecciones que se hacen suelen no ser las mejores. Por otro lado los frutos secos son un aliado perfecto cuando queremos bajar de peso, nos aportan mucha fibra y mucha saciedad, además de buenas grasas.

Tener en casa alimentos versátiles que puedan sacarnos de un apuro como, un bote de legumbres cocidas que nos permitan hacer una rápida ensalada al mezclarlos con un poco de escalibada (que también la encontramos envasada y de buena calidad), unas verduras ultracongelados (importante leer siempre muy bien la lista de ingredientes para no llevarnos sorpresas), pasta integral, atún en aceite de oliva virgen extra, frutos secos variados (comer siempre lo mismo acaba aburriendo), pistachos, almendras, nueces, castañas, cacahuetes, anacardos…

Seamos imaginativos con las recetas y si no lo somos, no pasa nada hoy tenemos las redes sociales en las que podemos encontrar multitud de blog de grandes profesionales de la nutrición que nos aportan infinidad de ideas.

No hay comidas prohibidas, solo hay que buscar la versión más saludable posible, y para muestra….porque no se puede hacer una pizza utilizando de base una verdura por ejemplo (receta de pizza de coliflor), o porque no se puede hacer una crema de cacao con ingredientes muy nutritivos y saludables (receta), incluso un bizcocho rápido de chocolate en el microondas para desayunar (receta) y un salmorejo en el que sustituimos el pan por un puñado de garbanzos…

Es fundamental que la reeducación lleve su tiempo, la meta no debe ser perder peso (eso ocurrirá solo) sino hacer cambios de verdad, poco a poco, ve poniendo metas que puedas cumplir, que sean factibles, por ejemplo no sería muy realista si tomas una o dos coca-colas todos los días que tu meta fuera dejarlas de golpe.

Alimentarte de manera que puedas mantener esa alimentación de por vida, de otra manera más tarde o más temprano volverás al peso inicial, si no hay un cambio real en los hábitos no habrá éxito.

Si todo lo anterior falla y caes en la tentación no pasa nada estamos aprendiendo, mira a lo lejos y vuelve al camino, cada persona tiene sus tiempos, eso si, no te engañes a ti mismo, se sincero contigo si de verdad quieres conseguir un cambio para toda la vida.

El alimentarse de manera adecuada, no para perder peso, (cosa que definitivamente ocurre cuando nos alimentamos bien), sino para mantenernos sanos, para mantener un sistema inmunitario fuerte y eficaz, no es ni tiene porqué ser ni aburrido ni un sacrificio.

Como último consejo huir de los alimentos altamente procesados, esos alimentos cuya lista de ingredientes parece una formula química a juzgar por su extensión.

RECETAS

Receta de pizza de coliflor

1 coliflor
3 huevos
Sal, orégano, pimienta
Tus ingredientes favoritos, puedes mezclar queso, tomate, verduras… (elige siempre opciones saludables)

Precalienta el horno a 200 grados
Tritura bien la coliflor con ayuda de un robot de cocina
Escurre, con ayuda de un trapo limpio, la coliflor para que pierda toda el agua y quede una base de pizza crujiente, será más fácil si lo haces de poca cantidad en poca cantidad
Bate los huevos y le añades la coliflor, la sal, pimienta
Extiende la masa sobre un papel de horno, espolvorea con orégano (opcional) y hornéala durante aproximadamente unos 30 minutos calor arriba y abajo
Ya tienes la base ahora puedes continuar como con una pizza normal, tomate frito, queso, verduras…. Y vuelta al horno durante unos 20 min mas

Crema de cacao

200 gr avellanas tostadas sin sal
200 ml de leche
100 gr de dátiles (os recomiendo los medjoul)
Una pizca de sal
60 gr de cacao puro (mejor se va añadiendo poco a poco, la cantidad de cacao va en gusto)
Esencia de vainilla (opcional)

Tritura las avellanas junto con los dátiles hasta obtener una masa que parece entrecortada, la avellana debe empezar a soltar su grasa
Una vez ocurra esto, ya se pueden añadir el resto de los ingredientes y seguirnos triturando hasta obtener una crema deliciosa

Mugcake de chocolate

1 huevo
Medio plátano maduro
2 cucharadas de avena
Una cucharada de cacao puro (al gusto)
Unas gotas de esencia de vainilla (opcional)
Un dátil medjoul

Triturar todos los ingredientes y volcar en una taza de desayuno,
Introducir en el microondas durante aproximadamente un minuto
Acompañar con una cucharada de yogur griego por encima

María Salinas

Área de Nutrición

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies